Seguidores

Concurso Ellas de Montena

Visitantes recientes

miércoles, 13 de noviembre de 2013

La educación,

Hace poco que aprobaron unas leyes de educación. Estas, sinceramente, no me agradan en absoluto. Desde mi punto de vista, intentan hacer a unas personas sin voluntad, sin opinión propia, intentan que tengamos la mente cuadrada. Quieren quitar asignaturas como ciencias del mundo contemporáneo, filosofía, música o dibujo técnico, asignaturas que desarrollan nuestra creatividad y nos hacen replantearnos aspectos de la vida. Quieren aumentar las horas de lengua, matemáticas o religión, algo que no me parecería mal si no se deshicieran de otras. Argumentan que quieren mejorar el sistema educativo, pero no se dan cuenta de que está no es la manera, cambian de leyes cada vez que cambiamos de partido político, y no dan tiempo a que esas leyes surtan efecto. Esas personas que crean que estas leyes, que en mi opinión son absurdas, son correctas, que entren en un aula, que observen detenidamente y entiendan la postura del alumnado, quienes parecemos muñecas de trapo.
Es cierto que nuestro país está más atrasado en cuanto a la educación con respecto a otros, pero no son los profesores, si no el contenido que nos dan, que cada vez es menor. ¿No se les ha ocurrido en ningún momento pedirles a los profesores, personas que si saben del tema, su opinión?
Más exámenes, más horas de clases troncales, menos creatividad y ninguna empatía, eso es lo que nos dan. Además, junto con esto, con la disconformidad que siento yo y gran parte de la población, se junta la supuesta “crisis”, digo supuesta porque habiendo familias que no son capaces de comprarles los libros a sus hijos, el Gobierno les paga las tablets y los ordenadores a los institutos para enseñar mejor, y se olvidan de que en otros lugares hay niños que intentan dar una clase normal y no pueden porque no tienen recursos para asistir o para el material. Y es que aunque esto me parece increíble, también me lo parece que reduzcan las becas, si ya era difícil, ¿ahora que hacemos?

Si nos damos cuenta, cada vez es más difícil llegar a la isla del tesoro, no por los alumnos, sino porque nuestro país no nos ayuda y cada vez nos aleja un poquito más de nuestra meta, la educación.

martes, 17 de septiembre de 2013

Apariencia.

Vivimos en una sociedad en donde parece que lo único que importa es el físico, que si no llevas esta ropa, o estás de esta forma, no tienes, por decirlo de algún modo, el mismo trato que los demás. Con esto, no quiero decir que la ropa que llevas o lo que pesas no sea importante, porque dentro de lo que cabe, la apariencia física es bastante significativa.
Tu apariencia es trascendente, porque es lo primero que ve otro de ti y, lógicamente, si quieres dar una buena impresión, tienes que cuidarte, pero hay que darse cuenta de que una cosa es cuidarse y otra totalmente diferente es obsesionarse. Las operaciones, los tratamientos anti-edad, el deporte excesivo, las dietas extremas, todo esto me parece innecesario y también una locura.
El ser humano debería de darse cuenta de una vez, de que no somos perfectos, y que con todas esas operaciones y tratamientos, lo único que hacemos es meternos sustancias innecesarias en el cuerpo y destruirnos poco a poco el cerebro. ¿A caso la gente no se da cuenta de que con eso, solo consiguen olvidarse de su día a día, y de lo que verdaderamente importa? Se gastan millones de euros en su apariencia, dejando de lado otras metas, dejando de lado a las personas, y olvidándose de que la personalidad, es muy importante. Esas obsesiones, son momentáneas, son modas que dentro de, tal vez, un par de décadas, no existan. Yo, estoy en contra de todo esto, no le veo el sentido al cambiarte. No le veo el sentido a crear otro aspecto, porque, simplemente, para mí, son más importantes los estudios, el trabajo, la familia, los amigos…

Estoy casi segura de que cuando tengas setenta u ochenta años, no te importará lo que los demás piensen de ti, ni siquiera te pararás más de cinco minutos a mirarte en el espejo. A esa edad, solo te importará disfrutar, pasar el tiempo con la gente que quieres, porque, simplemente, no te quedará mucho más. 

jueves, 27 de diciembre de 2012

No pienses tanto.

La mayoria de las veces pensamos demasiado en el futuro, sin apreciar lo que tenemos ahora, solo le buscamos razones al miedo y nos prohibimos cosas porque en el futuro pueden salir mal. Y creo que deberíamos actuar, pensando un poco sí, no dejándonos llevar sin más, pero no dejando nuestros deseos a un lado y menos sufriendo por algo que podemos tener sin ningún problema. Muchas personas solo miran al futuro y no siempre tiene que ser así, tenemos que apreciar el presente, porque si solo miramos el futuro, cuando el futuro sea el presente no lo apreciaremos y simplemente sera una monotonía de planear para dejar pasar.
Creo que cualquier momeno es bueno para ser feliz, para cumplir tus sueños, tus metas, para encargarte de tu amor correspondido, para cualquier cosa que deseemos en el presente. Porque aunque muchos no lo miren como yo, el futuro es incierto y en cualquier momentos tus planes se van al garete por un deseo del destino.
Si no aprovechas el aquí y ahora puede que mañana te arrepientas, porque simplemente puede que mañana ya no existas.

viernes, 14 de diciembre de 2012

Diferente.

"Otra mañana más delante del espejo sin saber nada, con ganas de desaparecer del lugar al que he pertenecido durante tantos años. Pero cuando miro mis ojos por última vez, los veo vidriosos y algo cambia, tengo ganas de... ¿venganza?"
*****
Muchas veces sentimos unas tremendas ganas de alejarnos del lugar al que pertenecemos por culpa de otras personas que han querido sobresalir, sentirse importantes o algo por el estilo, pasando por encima de personas normales, simples, sin grandes metas en la vida, solo con sueños un tanto lejanos que esperamos que algún día se hagan realidad. -aunque la mayoría de las veces son cosas que creemos imposibles- Sentimos que desaparecer sería un buen método para dejar de sentirnos aplastados e inseguros, pero luego nos solemos dar cuenta, que es una estupidez, que irse es bajar la cabeza y dejar a esas personas egolatras y superficiales ganar una batalla que empezaron al quitarnos cosas que solían pertenecernos, y muchas veces después de este sentimiento, desarrollamos un gran odio y una gran sed de venganza.
¿Pero sabéis? Hace tiempo aprendí algo, aprendí que la vida es un toma y da, pero que también es un da y toma, es como un boomeran -o como quiera que se escriba- que vuelve después de haber sido lanzado. Por eso, después de cada palo, de que cada hipócrita que ha pasado por encima de mí, quitándome las ganas de seguir, quitándome mis sueños y a las personas que quiero, en vez de sentir que tengo que devolverles cada sentimiento que me han hecho sentir, los miro con pena y sin hacerles nada.
Esas personas que destruyen las vidas de los demás, están rotas, vacías, llenas de unas asquerosas ganas de derrumbar a aquellos que son felices, para ellos sentir que no son los únicos desgraciados.
Por eso, no soy capaz de vengarme, solo de dejar que el tiempo pase y ponga a cada uno en su lugar correspondiente, y tan soloesperando que Dios, el Karma o quien sea que haga todo, no sea igual de malo, que como ellos fueron conmigo, porque si realmente esos seres sufrieran una parte de lo que muchos de nosotros sufrimos por su culpa, se hundirían y no serían capaces de salir una vez más a la superficie.

lunes, 29 de octubre de 2012

Sentimientos.


Sentimientos.

En la vida, siempre alguien va a intentar hacerte daño, en el trayecto desde que nacemos hasta que morimos, sufrimos y lloramos demasiadas veces.  Lo sé porque aunque tengo una escasa edad, he llorado tantas veces, que hace tiempo perdí la cuenta.
Sufrimos por cualquier cosa que no esperábamos, por esperanzas y sueños rotos, por personas que nos dañan, por personas que nos engañan, que rompen promesas. Personas que juran y perjuran que siempre estarán a tu lado y que en el día menos pensado, desaparecen de tu vista, sin que lo hayas visto venir siquiera. Solo dejan un recuerdo y el dolor de su perdida.  Y sientes que todos los momentos pasados junto a él o a ella, fueron simples sueños, que te parecen tan lejanos que a veces dudas si realmente pasaron de verdad.
A lo largo de la vida mucha gente pisa tu campo vital, se te adentran en el corazón como una daga, para luego salir y dejar un vacío  y un dolor espeluznantes. Sientes que te falta algo porque ya te habías acostumbrado a esa extraña sensación y luego cuando se va, sientes que solo el tiempo, será capaz de cerrar esa tremenda cicatriz, aunque a veces muy a nuestro pesar, se queda una ranura, esperando a volver ser abierta.
Mis palabras a veces son un poco trágicas, pero realmente cuando estás como yo en estos momentos, con ganas de desaparecer y de dejar a todo el mundo y de solo poder cerrar los ojos y soñar con que todo, sigue igual que antes de que esa persona hubiera dejado el charco de sangre dentro de ti,  no pensarías que son tan trágicas, si no que entenderías lo que siento o simplemente te reirías de las gilipolleces a las que llamo problemas.
Mañana de nuevo tengo que enfrentarme a la realidad, salir de mi mundo de fantasía y mirar a las personas que me han dañado, a la cara y demostrarles algo que no siento, algo que no soy. Enseñarles que no fueron tan importantes, que no dolió su perdida y que nada de lo que pasé con ellos, me hizo quererlos como los quiero. Tendré que fingir que yo, soy quien no soy.
La vida te pone obstáculos, y poco a poco hay pasarlos, lentamente hay que curarse y ser feliz con la más mínima cosa. Tenemos que aprender que la felicidad depende de nosotros y no de otras personas que cuando más las necesitemos, nos abandonan y nos hacen sentirnos realmente miserables.  Tenemos que mirar al frente y ver lo que verdaderamente importa.


sábado, 30 de junio de 2012

amor.


Hoy me ha dado por escribir lo que es para mí el amor. Sí, ese sentimiento que sientes hacia otra persona, el cual te hace volar y sentirte en paz contigo misma.
Tengo 14 años y dentro de poco cumpliré los 15 (quien dice poco dice 3 meses) y aunque solo he vivido un cuarto de mi vida, he tenido la suerte de saber que es el amor. 
Dicen que los niños no se enamoran, que el amor no es algo para esos pequeños seres que se pasan la vida jugando con barbies o actions mens, pero... ¿Cómo lo saben? Yo la verdad, creo que simplemente hablan por hablar, para sentirse importantes o porque simplemente ven a los niños, eso, niños, seres pequeños sin esperiencia que tienen la vida por delante. Pero se equivocan, anda si se equivocan. 
Yo con apenas 7 años me enamoré por primera vez, aunque piensen que no, que era imposible lo estaba, estaba enamorada, y más de un adulto que se digno a escucharme, se dio cuenta de que esto que digo, es verdad, e incluso me dijeron que ese amor era puro y verdadero y que traspasaría el tiempo.  Ese chico, del cual me enamoré, fue la persona más increible que jamás conoceré. Me cuidaba, me quería, me protegía de todo y de todos, y simplemente con ver su sonrisa mi corazón aleteba feliz, porque sí, porque era él, porque era mi amor.
Cuando estás enamorada solo quieres estar con esa persona, solo quieres verla feliz, te sientes llena y completa  cuando se acerca a ti y te presta un poco de su atención, sientes que el mundo tiene sentido, y que vives y caminas solo por esa persona, sientes que tu mundo es diferente e incluso eres capaz de hacerte daño a ti misma con tal de que esa persona sea feliz. El amor es una sentimiento contradictorio, sientes que es dulce pero a la vez amargo, sientes que es increible pero a la vez innecesario, sientes que si no es correspondido no vale la pena. 
Pero hay algo en lo que te equivocas, cuando estás enamorado y no es correspondido sientes que TODO es inútil y no tiene sentido, pero no es así, porque al menos has tenido la suerte de conocer eso a lo que todos llaman amor. Sé que es duro que te digan que no te quieren más que como a una amiga, ya que la única vez que me he enamorado, a mí me lo han dicho, me han dicho que no, que me olvide, que no me quieren, pero jamás, pensé que ese sentimiento fuera una desgracia, porque señores, el amor verdadero solo lo vas a encontrar una vez en la vida, y aunque sea rechazado es el mejor sentimiento que tiene el ser humano, el amor es amor, y es simplemente sencacional, y ahora que escribo esto siento pena, porque sé que jamás volveré a sentir lo que algún día sentí por ese niño de ojos marrones que me miraba con cariño algunas veces y otras con burla. 
Puedes llegar a sentir cosas por la gente después de haberte enamorado, por chicos en mi caso y por chicas en caso de otros, pero no es amor, no es ese sentimiento de sentirte viva con solo ver a esa persona. Lo que sentirás después será insignificante en comparación, pero al menos sentirás algo.
De momento creo, que el amor solo se puede conseguir una vez en la vida, ya si me enamoro de otro chico, como me enamoré de ese, os avisaré y os diré si realmente mi teoria es acertada. Siento realmente que tengo razón, pero no sé que me tiene deparado el futuro. El amor, es totalmente impredecible.

miércoles, 2 de mayo de 2012

Holaaa. Dios no paso por este blog desde hace muchicísimo tiempo, tengo ganas de escribir algo así que aquí estoy, en mi blog olvidado. Voy a desahogarme un poco ¿sí?
Meses, días, horas, no sé cuanto llevo así, con ganas de desaparecer, con ganas de olvidarme de todo para poder ser al menos durante un segundo feliz.  

Me siento vacía, harta de todo lo que me rodea. Nadie sabe lo que me pasa, ni yo misma sé realmente que es lo que me pasa. ¿Alguna vez te has sentido así? Diferente a todos, un bicho raro, alguien que no encaja en ningún sitio, alguien que no pertenece a ningún sitio.
Nunca he encajado, siempre he sido la marginada, la tonta, el monstruo, alguien que solo hace bulto en la sociedad, una cabeza más que está entre la multitud. Nunca le he dado la menor importancia, hasta ahora.
Por una vez en mi vida, quiero bajar la coraza de acero que tengo a mi alrededor, por una vez en mi vida quiero que vean a la niña débil, tranquila, alocada y sentimental que soy, no esa que he creado, no esa a la que todo el mundo se detiene a ver durante una milésima de segundo para calificar si eres popular o una más de las sombras del lugar, un decorado. Por una vez en mi vida quiero que esa gente superficial que me rodea se pare, me mire durante un rato y se detenga a hablar conmigo, que no me diga friki por algo que no conocen. ¿Acaso ven anormal que haya escrito un libro por el simple hecho de querer salir de la realidad que me rodea? Joder, si hago eso es por culpa de ellos, si ellos quisieran conocerme, si quisieran quitarse esa absurda imagen que tienen de mi, yo no tendría que camuflarme entre palabras, entre mundos imaginarios, ni fantasías estúpidas, sería una más de ellos, alguien que no se siente estúpido cada que abre la boca, alguien que hace cosas de adolescentes, alguien que es feliz porque todo lo que quiere en esta edad, salir, hablar relacionarse, lo tiene al alcance de su mano. Por una vez en mi vida quiero ser normal, quiero pertenecer a lo que me rodea, por una vez, este bicho raro quiere ser una adolescente que disfruta de su vida. 
No me arrepiento de haber empezado a escribir, ¿pero sabes qué? Si me arrepiento de haber nacido así.