Seguidores

Concurso Ellas de Montena

Visitantes recientes

jueves, 27 de diciembre de 2012

No pienses tanto.

La mayoria de las veces pensamos demasiado en el futuro, sin apreciar lo que tenemos ahora, solo le buscamos razones al miedo y nos prohibimos cosas porque en el futuro pueden salir mal. Y creo que deberíamos actuar, pensando un poco sí, no dejándonos llevar sin más, pero no dejando nuestros deseos a un lado y menos sufriendo por algo que podemos tener sin ningún problema. Muchas personas solo miran al futuro y no siempre tiene que ser así, tenemos que apreciar el presente, porque si solo miramos el futuro, cuando el futuro sea el presente no lo apreciaremos y simplemente sera una monotonía de planear para dejar pasar.
Creo que cualquier momeno es bueno para ser feliz, para cumplir tus sueños, tus metas, para encargarte de tu amor correspondido, para cualquier cosa que deseemos en el presente. Porque aunque muchos no lo miren como yo, el futuro es incierto y en cualquier momentos tus planes se van al garete por un deseo del destino.
Si no aprovechas el aquí y ahora puede que mañana te arrepientas, porque simplemente puede que mañana ya no existas.

viernes, 14 de diciembre de 2012

Diferente.

"Otra mañana más delante del espejo sin saber nada, con ganas de desaparecer del lugar al que he pertenecido durante tantos años. Pero cuando miro mis ojos por última vez, los veo vidriosos y algo cambia, tengo ganas de... ¿venganza?"
*****
Muchas veces sentimos unas tremendas ganas de alejarnos del lugar al que pertenecemos por culpa de otras personas que han querido sobresalir, sentirse importantes o algo por el estilo, pasando por encima de personas normales, simples, sin grandes metas en la vida, solo con sueños un tanto lejanos que esperamos que algún día se hagan realidad. -aunque la mayoría de las veces son cosas que creemos imposibles- Sentimos que desaparecer sería un buen método para dejar de sentirnos aplastados e inseguros, pero luego nos solemos dar cuenta, que es una estupidez, que irse es bajar la cabeza y dejar a esas personas egolatras y superficiales ganar una batalla que empezaron al quitarnos cosas que solían pertenecernos, y muchas veces después de este sentimiento, desarrollamos un gran odio y una gran sed de venganza.
¿Pero sabéis? Hace tiempo aprendí algo, aprendí que la vida es un toma y da, pero que también es un da y toma, es como un boomeran -o como quiera que se escriba- que vuelve después de haber sido lanzado. Por eso, después de cada palo, de que cada hipócrita que ha pasado por encima de mí, quitándome las ganas de seguir, quitándome mis sueños y a las personas que quiero, en vez de sentir que tengo que devolverles cada sentimiento que me han hecho sentir, los miro con pena y sin hacerles nada.
Esas personas que destruyen las vidas de los demás, están rotas, vacías, llenas de unas asquerosas ganas de derrumbar a aquellos que son felices, para ellos sentir que no son los únicos desgraciados.
Por eso, no soy capaz de vengarme, solo de dejar que el tiempo pase y ponga a cada uno en su lugar correspondiente, y tan soloesperando que Dios, el Karma o quien sea que haga todo, no sea igual de malo, que como ellos fueron conmigo, porque si realmente esos seres sufrieran una parte de lo que muchos de nosotros sufrimos por su culpa, se hundirían y no serían capaces de salir una vez más a la superficie.