Seguidores

Concurso Ellas de Montena

Visitantes recientes

domingo, 4 de diciembre de 2011

Piensa antes de decir. Capítulo 18: Último capítulo.

Capítulo 18: Ultimo capítulo.

Gracias a tod@s los que han leído la historia y les ha gustado, supongo que si de verdad te gusto, no quieres que se acabe y seguramente me odiaras por el final, pero quería hacer una historia que te demostrara lo que pasa en la vida real y no en las de ficción que son las que me gustan a mi.  Espero que sigan leyendo mis historias, nunca suelen acabar como acabo esta, así que en las demás seguro que no me matan un beso. Sofía S.

Pasó una semana y no hubo día que no hablara con él, siempre me decía cosas preciosas y al fin quedamos para ir al cine, la verdad que fue un poco raro, porque tuvimos que hacer que nuestros padres se tragaran que éramos amigos y no se pensaran nada raro, y tampoco fue tipo cita ya que no éramos solo nosotros dos, sino que también eran Lucía,  María y Viviana, (una compañera de clase).
Ya estábamos todas delante del escaparate para comprar las entradas, cuando vi que una figura mucho más alta que yo se acercaba por mi espalda, me giré y lo encontré a él con una sonrisa, yo también le sonreír sin saber que más hacer. Le hubiera abrazado o algo, pero mi madre estaba allí y no quería que supiera lo nuestro.
-Ah, hola.-dijo mi madre.
-Hola.-contesto él. Y en ese momento Lucía me cogió del brazo y me acercó a ella.
-Que sosa eres mi niña, ¿ni un beso ni nada?
-Esta mi madre ¿sabes?
-Vale, vale, a ver si pasa algo en la peli.-todos compramos las entradas y subimos a la plata de arriba a comprar los refresco y lo paquetes de papas.
-Sigo siendo más alta que incluso aunque lleves tacones.-dijo Viviana poniéndome la mano encima del hombro.
-Vete por ahí.
-Pero es la verdad, como no te pongas uno de esos de Drag Queen dudo mucho que seas más alta que yo.-el comentario me ofendió pero decidí dejarlo pasar aunque todo el mundo se empezó a reír. La verdad que también me había molestado el comentario que había hecho cuando le había comentado lo de que te tenía novio, pero supongo que era raro que yo tuviera novio.
-Y a mí no me alcanzas ni con esas.-dijo una voz detrás de mí. Gabriel. Me eché a reí, porque eso si que era verdad, él era muchísimo más alto que yo.
Bajamos las escaleras mecánicas y nos metimos en el cine, allí, justo en la entrada del cine me resbalé porque alguien había sido muy inteligente y había tirado las palomitas justo ahí  y no me caí al piso gracias a una columna que había a mi lado, miré a mi alrededor a ver si alguien me había visto, y me morí de la vergüenza cuando vi que Gabriel me había visto y tenía una sonrisa en la cara.
-Lucía… ¿Me puedes ayudar a subir las escaleras? Es que casi me mato.
-Olvídate, si te caes, te caes tu solita.-le pregunté a las demás y todas me respondieron con lo mismo, así que al final me acerqué a Gabriel y se lo pedí, el me extendió la mano como diciendo que sí y yo le sonreí pero le dije que ahora no, que cuando nos fuéramos a subir las escaleras para sentarnos en la sala y él asintió.
Le dimos las entradas al chico y entramos en la sala, los anuncios no habían empezado y di gracias porque si no si que salía de cabeza incluso con la mano de Gabriel agarrándome.
Llegué al pie de la escalera, Gabriel subió un escalón y me extendió una mano, yo miré a un lado y vi que había una barandilla, negué con la cabeza y la señalé, él siguió subiendo y me pregunte que si era estúpida por no haber aceptado su mano, pero seguramente estaba demasiado nerviosa, porque lo más probable era que esa noche le diera mi primer beso a mi primer novio.
Llegamos a nuestra fila y Lucía nos mando a parar a todos, dijo que primero iba María, luego Viviana, después ella, yo y Gabriel, me hizo gracias que hiciera eso para que Gabriel y yo quedáramos juntos. Abrí el paquete de papas y lo pase para que todos cogieran y según me lo volvieron a pasar empezó la peli, ya que habíamos tardado tanto en colocarnos que habían pasado incluso la publicidad.
Coloqué mi mano en el apoyabrazos y al rato unos golpecitos en el ante brazo me hicieron bajar la cara y vi como Gabriel le había dado la vuelta al brazo para que entrelazara mis dedos con los suyos, coloqué la mano y eso hizo que una sonrisa apareciera en mi cara sin darme apenas cuenta, pero como estaba incomoda, quite la mano, la pase por debajo de su brazo, apoyé mi cabeza en su hombro y volví a entrelazar los dedos. Al rato él puso su cabeza encima de la mía y cuando me giré un momento vi que Lucía no estaba mirando la película y que tenía una sonrisa en la cara. Yo también le sonreí y luego ella volvió a mirar a la pantalla.
Cuando ya había pasado más o menos medía película, me aparté de él, porque ya me estaban dando calambres en los dedos. Lucía me llamó y me acerqué a ella.
-¿El beso para cuando?
-¿No me digas que llevas toda la película mirando para nosotros?
-Bueno, se podría decir que sí.
-¡¿Lucía?!
-¡¿Qué?!-negué con la cabeza.-¿Y entonces para cuando?-le di en la mano y ella  se empezó a reír.
Me coloqué bien en mi sitio, sin acercarme más Gabriel ya que seguro Lucía nos seguiría mirando, pasaron un par de minutos y sentí que alguien me tocaba la cara, lo miré y todo a mi alrededor se volvió negro, había cerrado los ojos sin darme cuenta, y lo más importante, me había atrapado en un beso voraz, al principio no sabía qué hacer, solo me quedé quieta mientras él jugaba con mis labios, era la mejor sensación del mundo, nuestras bocas unidas por un beso… Sin darme cuenta, mis labios cobraron vida y se movieron con los de él, pero yo me sentía insegura ¿y si lo estaba haciendo mal? No sabía qué hacer. Todo era nuevo para mí. Me aparté, quería seguir besándole, pero no sabía cómo lo estaba haciendo, si mal, o bien y como tenía miedo de que no le gustara pues me aparté.  Me abracé a él y las ganas de ir al baño que me habían entrado hacía demasiado tiempo ya me obligaron a levantarme y a pedirle a Lucía que me acompañara, le conté lo del beso mientras entraba en el baño y ella empezó  gritar.
-¡Tú, no grites!
-¿Pero cómo fue?
-No te lo voy a decir.
-¿En serio?
-Sí.
-Por una vez que no miró…
-A joderse.-entré en el cubículo hice lo que tenía que hacer y volví a la sala.
No volvió a pasar nada.
Una semana después:
Gabriel: Hola
Yo: Holaa
Gabriel: ¿Qué tal?
Yo: ¿Bien y tú?
Gabriel: Bien, me alegro.
Yo: Y yo por ti.
Gabriel: Mira tenemos que hablar.
Yo: Ok, ¿qué pasa?
Gabriel: ¿Sabes cuándo nos vamos a ver?
Yo: No ¿por qué?
Gabriel: Porque si seguimos así, quiero que lo dejemos. No me gusta esto de que solo te puede ver una vez cada mucho tiempo
Yo: ¿Estas cortando conmigo?
Gabriel: Sí.
Yo: ¿Por qué no nos vemos?
Gabriel: Sí.
Yo: ¿Te crees que a mí no me molesta que solo nos hayamos visto una vez?
Gabriel: No lo sé.
Yo: Sí, si que me molesta, pero con solo saber que en algún lugar estás tú y que me quieres, hace que no me importe.
Gabriel: Pues a mí si me importa.
Yo: Ya tú y yo somos totalmente diferentes.
Gabriel: En eso estoy de acuerdo contigo.
Yo: Adiós
Gabriel: Adiós.
Las lágrimas caían por mis mejillas y sentí que mi mundo se me venía encima, pero gracias a eso supe que las historia de amor de la vida real no son como la de las películas, que siempre la chica acaba con el chico, en ese momento supe que cuando estas enamorada de alguien y esa persona te deja, el corazón se te parte en dos y sientes un vacio dentro de ti, y ese vacío se intensifica cuando al día siguiente te conectas otra vez en el tuenti y la persona a la que quieres tiene el nombre de otra persona entre corazones, sientes que todo lo que has vivido ha sido una farsa y que jamás esa persona te quiso, sientes que solo te utilizo para pasar el rato. Él me quito mi ilusión sobre el amor, me quitó mi primer beso y me trato como si fuera una trozo de basura y ahora cada vez que lo veo, siento como me tengo que controlar para no estamparle una cachetada en toda la cara y para no llorar desconsoladamente, porque aunque ya no lo quiera, me fastidia que el empezara con la otra chica a los 5 día de dejarme y que a día de hoy, siga con ella. La verdad, si os pasa esto, lo que os recomiendo para que no os duela tanto es que escribáis la historia, os aseguro que con esto te sentirás mucho mejor y os pido algo, jamás perdáis la esperanza de encontrar el amor.

sábado, 3 de diciembre de 2011

Nueva página.

Holaa a todos. Esta es mi nueva historia, cuenta la vida de Beatriz, una chica muy muy especial. ¿El porque? Leeros la historia :D creo que os gustara. Ah y por si pensáis que es por que voy a dejar las demás, no os preocupéis, es como sustituta de Piensa antes de decir, es que solo le queda un cap, estoy trabajando en el, pero me da mucha pereza, no me gusta esa historia, pero como sé que ha ustedes os gusta pues la sigo escribiendo, un besoo y pasaros, también dejadme vuestra opinión si no es mucha molestia.

http://sincorazon-sofias.blogspot.com/